China

Mission 21 apoya la población en China mediante proyectos en el área educativa. Nuestro quehacer se concentra principalmente en las provincias de Yunan, Shaanxi y Guangdong en el sureste del país. En Hong Kong funcionan además otros proyectos.

 

China – un país en transformación 

China es uno de los países industrializados que más progreso ha alcanzado. Esta posición ha generado fuertes cambios sociales y económicos en un corto plazo.  Los movimientos migratorios hacia los grandes centros industriales han impactado y trastocado las estructuras sociales y familiares, provocando inseguridad en la población. Al mismo tiempo, el gobierno de China ha aumentado las restricciones hacia las iglesias y organizaciones de la sociedad civil por temor a la creciente influencia que estas instituciones puedan ejercer en la sociedad. 

 

Una buena calificación profesional es clave 

Muchas personas en China, especialmente los jóvenes, buscan apoyo en grupos religiosos y espirituales, lo cual también se refleja en el aumento de la membresía eclesiástica. Tanto las iglesias protestantes como católicas de China forman parte de las comunidades religiosas con mayor crecimiento en el mundo. A raíz de ello, también aumenta la necesidad de personal especializado con una buena formación. Estas personas asumirán un papel clave en el desarrollo de la iglesia y la sociedad.

 

Mejores oportunidades a futuro para todos 

Mission 21 cultiva una relación de larga trayectoria con los tres seminarios teológicos de Guangzhou (Provincia de Guangdong), Xian (Provincia de Shaanxi) y Kunming (Provincia de Yunnan).  En las tres provincias existen localidades con mucha pobreza donde viven diversas minorías étnicas desfavorecidas. Dichas minorías tienen grandes dificultades para obtener buenas oportunidades que aseguren su futuro desarrollo.

Mission 21 apoya mediante su programa de becas a estudiantes de escasos recursos, la mayoría de ellos perteneciente a una minoría étnica. Esto permite a las y los jóvenes adquirir una buena capacitación y tener mejores perspectivas a futuro. Mission 21 promueve de esta manera la igualdad de oportunidades y la diversidad étnica en China. 

 

Un futuro para las localidades pobres

Muchas personas en China abandonan sus pueblos para ir a estudiar o trabajar en los grandes centros industriales. Dicho desplazamiento impide el desarrollo rural, aísla aún más a los habitantes de estas zonas y favorece su empobrecimiento. Por esta razón, es enormemente satisfactorio constatar, por ejemplo, que un 96% de los graduados del Seminario Teológico de Yunnan retorna a sus pueblos de origen y contribuye al desarrollo de la región poniendo a disposición las habilidades adquiridas.

 

Acompañamiento profesional de Mission 21

Mission 21 colabora estrechamente con sus copartes y les garantiza un acompañamiento profesional. Los distintos establecimientos educacionales mantienen un estrecho intercambio entre sí. El Dr. Tobias Brandner, colaborador internacional de Mission 21 y docente en la Universidad Chung Chi en Hong Kong, acompaña los tres establecimientos educacionales en terreno.