Camerún, Ayuda de emergencia y reconstrucción

Ayuda de emergencia y reconstrucción en Camerún

Número: 134.1003

Desde otoño de 2016 se ha intensificado el conflicto entre el gobierno central de Camerún y la población anglófona de la región oeste del país. Según cifras oficiales de la ONU, aprox. 530.000 habitantes se encuentran en situación de desplazamiento. Dichas personas se ven forzadas a vivir sin protección ni refugio en los bosques y en las capitales de las provincias de Buea y Bamenda, mientras otros 40.000 habitantes han huido a Nigeria.

Las iglesias camerunesas y las ONG locales poseen un gran potencial para contener el conflicto y apoyar a los necesitados, dado su fuerte arraigamiento y aceptación entre la población. El proyecto de ayuda de emergencia y reconstrucción de Mission 21 busca aprovechar dicho potencial para desarrollar un programa de ayuda humanitaria integral y sostenible, en colaboración con iglesias y organizaciones no gubernamentales locales, con la coordinación general dela ONU-OCHA.

La información sobre el trabajo del proyecto en relación con el coronavirus se puede encontrar en nuestras noticias y en el sito #SymbolOfHope

Objetivos del proyecto

La primera fase del programa se enfoca en otorgar ayuda para la supervivencia, por ejemplo, ayuda alimentaria, atención médica y distribución de artículos no alimentarios como tiendas de campaña, mantas y artículos de higiene. La distribución de los artículos es llevada a cabo por equipos del proyecto en terreno, quienes tienen acceso a los refugiados que en su mayoría viven en campamentos informales en el bosque.

En una segunda fase se proporciona ayuda para la reconstrucción dondequiera que ésta sea posible (materiales de construcción, herramientas, semillas, etc.), de modo que las personas y sus familias tengan la oportunidad de rehacer su vida en forma autónoma.

Actividades

• Suministro de alimentos y agua potable a las personas desplazadas
• Ayuda médica
• Suministro de "artículos no alimentarios" (por ejemplo, mantas, tiendas de campaña, artículos de higiene). 
• Educación y formación para personas sin trabajo. Por ejemplo, las personas desplazadas y los jóvenes que se han quedado en las aldeas reciben formación en TI. También se capacita a carpinteros y otros profesionales de la construcción. Después de la crisis, pueden ayudar a reconstruir el país.
• Las mujeres reciben instrucciones sobre "jardinería urbana", es decir, sobre el cultivo de hortalizas en los patios traseros y jardines.