Agricultura y aseguramiento del sustento de vida

Proteger el clima, empoderar a las mujeres: Agricultura sostenible en Tanzania

Número: 186.1505

La deforestación, la desertificación y la contaminación del suelo están provocando una situación de riesgo para la población del distrito de Mbarali (Tanzania), en el que viven unas 300.000 personas. Esto se debe a que el 83% de la población trabaja en el sector agrícola y la economía del distrito depende de la agricultura. El proyecto apoya y promueve la plantación de árboles con vistas a los efectos a largo plazo del aumento de las precipitaciones, la mejora del microclima, la retención de la capa superior del suelo y la recarga de las aguas subterráneas. Mediante la adquisición de conocimientos agroforestales y la asunción del liderazgo del proyecto por parte de las mujeres, el proyecto promueve la mejora de los medios de vida de las mujeres, acompañada de beneficios sanitarios y nutricionales. El proyecto se centra en las especies Neem (Azadirachta indica) y Moringa (Moringa oliefera). Ambos árboles son resistentes a la sequía, prosperan en el caluroso clima local de la cuenca del Usangu y pueden transformarse en diversos productos que pueden utilizarse en la agricultura y la ganadería, así como en aplicaciones humanas para mejorar la salud y la nutrición.

Actividades

  • Formación de formadores para las partes interesadas, las comunidades Massai y Sukuma (300 personas).
  • Establecimiento de los viveros y las parcelas de demostración (unos 48.000 beneficiarios indirectos pueden beneficiarse a través del consumo directo de las plantas de moringa y el uso y la venta de diversos productos de los dos árboles).
  • Sensibilización de la comunidad a través de personas clave formadas para aumentar la demanda de plántulas y productos arbóreos. Así, se ha incrementado la concienciación sobre la agroecología y la importancia de la plantación de árboles (200 personas al mes).
  • Viajes de estudio para personas clave en la agricultura ecológica con el fin de aumentar la demanda de insumos para la agricultura ecológica en la región (alrededor de 500 personas).

Fotos del proyecto