Llegada en Puno, Perú

Desde el verano de 2018, Johanna Drach vive con su familia a orillas del lago Titicaca en Puno, Perú, donde se desempeña como coordinadora para Mission 21. En su primera carta circular describe vívidamente los primeros meses en su nuevo lugar de residencia.

El comienzo fue un desafío: «Nuestra llegada en medio del invierno peruano, con temperaturas bajo cero y sin calefacción a 3.800 metros de altura, casi nos hizo cambiar de plan y regresar a nuestra resguardada vida cotidiana», escribe Johanna Drach en su primera carta circular.

En su función de coordinadora, acompaña a las organizaciones copartes de Mission 21 en Perú y Bolivia y los proyectos que éstas ejecutan en el área de educación, agricultura y aseguramiento del sustento de vida. Desde el verano de 2018 vive con su familia en Puno, una ciudad de tamaño intermedio a orillas del lago Titicaca en los Andes peruanos.  

Luego de las dificultades vividas en los primeros días han pasado muchas cosas. En su carta, Johanna también relata cómo se ha ido habituando y comparte algunas impresiones y experiencias positivas de su labor como coordinadora de Mission 21.

 

► Leer carta circular (PDF en alemán)

Las cartas circulares son testimonios personales de nuestros colaboradores internacionales y no reflejan necesariamente la opinión de Mission 21.