La educación como una quimera

Sarah Moti en su ceremonia de graduación con su diploma. Foto: Misión 21

Su familia y amigos le aconsejaron que fuera realista y se casara como sus tres hermanos mayores. Sin embargo, a pesar de la actitud de su entorno social, Sarah no quería perder la esperanza. Como devota cristiana, recordó una cita de la Biblia y se dirigió a Dios con ella en oración: 

Pedid y se os dará; buscad y encontraréis; llamad y se os abrirá. (Mateo 7:7)

Un encuentro fatídico

Al terminar la escuela secundaria, Sarah empezó a buscar trabajo. Esperaba ganar suficiente dinero para hacer realidad su sueño. Sin embargo, pronto se dio cuenta de que ni siquiera un salario de diez años sería suficiente para cubrir los gastos de los estudios. Desanimada, empezó a resignarse a su destino. Todavía no sabía que tenía un plan completamente diferente para ella.

Un día, en Nairobi, conoció a Peter Gai, el presidente de la Iglesia Presbiteriana de Sudán del Sur. Es un conocido de sus padres y animó a Sarah Moti a no rendirse. Dos días después, la remitió al programa de becas de Mission 21 y la joven solicitó inmediatamente una beca.

Un sueño hecho realidad

Su ambición dio sus frutos. Un domingo por la mañana de enero de 2015, Peter Gai volvió a ponerse en contacto con ella. Apenas podía creerlo cuando escuchó su voz desde el teléfono: "Recoge tus cosas y ven a Nairobi. Irás a la universidad". Su sueño se estaba haciendo realidad, por fin. Toda la situación parecía paradójica, ya que Peter Gai (nuer) y Sarah Moti (murle) pertenecen a dos grupos étnicos que están en conflicto en Sudán del Sur. Pero Peter Gai trascendió estas fronteras étnicas y apoyó a Sarah Moti durante sus estudios. Durante este tiempo, Peter Gai se convirtió en un modelo, mentor y figura paterna para Sarah Moti.

Graduación con distinción

La oportunidad de estudiar no fue ni mucho menos un hecho para Sarah Moti, que procede de un entorno pobre. Aprovechó su oportunidad y trabajó duro durante sus estudios con el apoyo de Mission 21. Durante tres años asistió a la Universidad de Nairobi todas las conferencias sobre periodismo y estudios de los medios de comunicación y las habilidades adquiridas en la comunicación oral y escrita, la edición y la fotografía. Quería ser periodista. Para ello, superó con éxito su papel desfavorecido como mujer y como cuarta nacida y, contra todas las expectativas de su entorno social, obtuvo su título universitario en periodismo en 2018 y lo hizo con distinción.

La historia de Sarah también da esperanza a otros para que nunca renuncien a su propio sueño. Este año, Sarah Moti empezará a trabajar como responsable de comunicación de la Iglesia Presbiteriana. Utilizará los conocimientos adquiridos para dar a conocer la labor de la Iglesia Presbiteriana en Sudán del Sur y también para hacer posible que otros niños tengan el sueño de una educación.

Texto: Jeanine Krucker

Fotos: Sarah Moti

► Más información sobre nuestros proyectos en Sudán del Sur

Espero que gracias a su apoyo

Misión 21
Obra Misionera Evangélica de Basilea
Apartado de correos 270
Calle Misión 21
4009 Basilea, Suiza
Teléfono: +41 (0)61 260 21 20
info@mission-21.org

Cuenta de donaciones:
IBAN: CH58 0900 0000 4072 6233 2
Número de exención fiscal:
CHE-105.706.527

csm eduqua logo.svg a0d3023d4c
Miembro de:
csm logo act alliance transparente 818f68196c
Síganos en las redes sociales:
csm logo zewo transparente ccd759b6cd
Ir arriba